Seleccionar página

Alfabetización emocional definición

La INTELIGENCIA EMOCIONAL es un concepto relativamente joven en la psicología, reconocido como factor importante de éxito personal y definido por el psicólogo norteamericano Daniel Goleman como “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones, en nosotros mismos y en nuestras relaciones”. El concepto ha calado con mucha fuerza en diferentes ámbitos de la vida, siendo uno de ellos la EDUCACIÓN.

1 – EDUCACIÓN EMOCIONAL = PROYECTO ENTREMOCIONES

Hasta hace unos años la inteligencia se expresaba sólo como cociente intelectual, un conjunto de capacidades que tienen que ver con lo académico. Actualmente se considera que es su combinación con la inteligencia emocional lo que nos acerca al éxito en la vida y que es la EDUCACIÓN EMOCIONAL la clave para aprender a ser una persona inteligente emocionalmente.

Pero en nuestra sociedad tenemos un serio problema en educación y es que nuestro sistema educativo actual adolece de materias sobre educación emocional y no apuesta íntegramente por la educación en emociones. Existe la necesidad de educar a niños, niñas, adolecentes, jóvenes, familias, docentes y adultos en general en el aprendizaje, reconocimiento, expresión y gestión de sus emociones y las de los demás.

La clave y la solución está en la EDUCACIÓN EMOCIONAL: ofrecer entrenamiento en habilidades y capacidades que desarrollen la inteligencia emocional, y esto es lo que se pretende con el desarrollo del PROYECTO ENTREMOCIONES.

Si acompañamos a nuestros niños, niñas, jóvenes, adolescentes y adultos en general en este proceso, entrenándoles en EDUCACIÓN EMOCIONAL, se convertirán en personas sensibles e íntegras, capaces de manejar sus emociones, sentimientos y estados de ánimo de manera que mejoran su poder personal y aumentan la empatía, la autoestima, la cohesión social y la calidad de vida tanto propia como de las personas que están a su alrededor.

Desarrollar la inteligencia emocional es adquirir capacidades que resuelven las dificultades relacionadas con nuestros sentimientos y los de los demás. Ser una persona afectivamente sana implica saber describir, controlar y expresar nuestras emociones (ya sean positivas o negativas), entender las de los demás, ser capaces de ponernos en su lugar, tener un pensamiento positivo que motive nuestras actuaciones, aceptar nuestros errores y limitaciones, relacionarnos satisfactoriamente,… y un largo etcétera de capacidades emocionales, que si se aprenden desde niños nos dirigen al triunfo, tanto social como personal y profesional.

Mejorar la inteligencia emocional lleva toda la vida y depende de los cambios que en ella se produzcan y de las circunstancias a las que tengamos que enfrentarnos.

El tiempo dedicado a nuestros pequeños, jóvenes, adolescentes o adultos para el desarrollo de su inteligencia emocional a través del PROYECTO ENTREMOCIONES, es un tiempo de calidad, de comunicación activa y de aprendizaje lúdico que incrementa sus posibilidades de ser felices.

2 – PERO….¿QUÉ ES EMOCIÓN?

Es un estado del organismo que se caracteriza por una excitación o perturbación que predispone a una determinada respuesta. Su duración es, generalmente, de unos segundos. Según Daniel Goleman las emociones “son impulsos para actuar, planes instantáneos para enfrentarnos a la vida que la evolución nos ha inculcado”.

Las emociones son innatas pero están influidas en algunos casos por las experiencias previas y el aprendizaje.

emociones

Las emociones son impulsos para actuar, planes instantáneos para enfrentarnos a la vida que la evolución nos ha inculcado

Las emociones abarcan las tres áreas fundamentales de todo comportamiento:

  • Área Fisiológica. Toda emoción genera una respuesta fisiológica: cambios en el ritmo cardiaco, tensión muscular o sudoración.
  • Área Motora. Las emociones van acompañadas de gestos que las refuerzan y son coherentes con lo que se siente en ese momento. En función de los diferentes movimientos de los músculos de la cara, de las cejas, de los ojos o de la boca podemos estar expresando una emoción u otra.
  • Área Cognitiva. Ante una misma situación se producen emociones distintas en las personas en función de la interpretación que cada persona haga de esa situación.

LAS EMOCIONES BÁSICAS. Las 6 emociones básicas (definidas por Ekman) y que están presentes en todas las personas en algún momento de su vida desde los pocos meses del nacimiento son: alegría, tristeza, rabia, miedo, asco y sorpresa. Se consideran el núcleo a partir del cual se extiende el amplio espectro de emociones que sentimos.

LAS EMOCIONES SECUNDARIAS. Surgen de las primarias, no son tan universales como aquellas y requieren de cierta maduración evolutiva para que aparezcan. Por ejemplo, dentro de las emociones secundarias procedentes de la alegría están el amor, el placer, la diversión, la euforia, el entusiasmo y la gratificación. La tristeza es el origen de emociones secundarias como la pena, la soledad, el pesimismo, la compasión y la decepción. En el campo de la rabia se descubren emociones secundarias como la cólera, el rencor, el odio, la irritabilidad, el enfado y la impotencia. Algunas de las emociones secundarias derivadas del miedo son la angustia, el desasosiego, la incertidumbre, la preocupación, el horror y el nerviosismo. Si hablamos de emociones secundarias que descienden del asco encontramos: la repugnancia, el rechazo, la antipatía, el disgusto y el desprecio. Y por último, en el caso de la sorpresa podemos nombrar el desconcierto, el sobresalto, la admiración y el asombro.

3 – Y…… ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL ENTRENAMIENTO EN EDUCACIÓN EMOCIONAL?

Porque cada vez existen más estudios que sugieren que tanto los niños como los adultos con alta capacidad emocional son más seguros, más felices y están mejor preparados para convertirse en personas entusiastas y capaces de enfrentarse a los retos del día a día.

entenamiento en emociones

¿Por qué es tan importante el entrenamiento en educación emocional?

Hasta hace bien poco, en muchas culturas se potenciaba la represión y el bloqueo de las emociones: se instruía a los niños para no mostrar sus sentimientos en público, bajo amenaza de hacer el ridículo y quedar en evidencia. Hoy en día se aboga más por la libre expresión de las mismas, dadas las ventajas para el ser humano que ello conlleva.

Programa de alfabetización emocional

La educación emocional evita futuros problemas emocionales como la depresión o la ansiedad, fruto, en cierta manera, de no decir en cada momento lo que se siente.

Cuando una persona no expresa lo que siente, cuando una persona no transmite lo que le ocurre de manera adecuada, seguramente será el cuerpo el que lo haga y lo traduzca en forma de dolores o de alguna otra somatización.

Es por ello que el estar instruido en educación emocional es presagio de éxito: saber expresar las emociones, controlar las respuestas y saber qué sienten los demás son aspectos fundamentales para el triunfo, tanto personal como social.

LA ALFABETIZACIÓN EMOCIONAL consiste pues en adquirir las ACTITUDES que se van desarrollando y potenciando con el entrenamiento en educación emocional:

  • Mostrar automotivación.
  • Reconocer y expresar las propias emociones y reconocer y valorar las de los demás.
  • Ser perseverante a pesar de las dificultades y los obstáculos.
  • Poseer autocontrol ante los impulsos y los deseos de compensación emocional.
  • Tener empatía y comprensión ante las necesidades de los otros.
  • Mantener la esperanza y el positivismo.

Por el contrario, SER ANALFABETO EMOCIONALMENTE se define como la incapacidad que tienen algunas personas para conectar con sus propias emociones y, como consecuencia, para comprender la diversidad de las reacciones emocionales de los demás.

El analfabetismo emocional es lo contrario de la inteligencia emocional y tiene serias consecuencias para niños, jóvenes y adultos, entre las que destacan:

  • Agresividad.
  • Depresión.
  • Baja autoestima.
  • Trastornos de alimentación como forma de afrontar las contrariedades.
  • Ansiedad.
  • Problemas de rendimiento escolar y académico.
  • Uso de alcohol y drogas como forma de enfrentar y resolver conflictos.
  • Dificultades en las relaciones con los demás……

Una persona con escasa maduración emocional tendrá problemas para postergar sus deseos, controlar sus impulsos, solucionar los conflictos, tomar decisiones y establecer vínculos sociales.

Hoy se sabe que la inteligencia académica y la emocional son complementarias y que el desarrollo de ambas aumenta las posibilidades de hacer del niño, del joven o del adulto un ser feliz, competente y exitoso.

Entrenamiento-emocional

LA ALFABETIZACIÓN EMOCIONAL consiste pues en adquirir las ACTITUDES que se van desarrollando y potenciando con el entrenamiento en educación emocional

Derechos de foto de portada © Marzanna Syncerz / Fotolia

¡EDUQUEMOS EN EDUCACIÓN EMOCIONAL, ENTRENEMOS EN EDUCACIÓN EMOCIONAL, PROYECTO ENTREMOCIONES!

Compartir este artículo

Comparte el artículo

¿Nos ayudas? Compartiendo este artículo nos ayudarás a darle más visibilidad. Comentarlo también nos permite mejorar cada día. ¡Muchas gracias!