Seleccionar página
Atrapando el momento

Doctora Marisa Navarro psicoterapeuta en Alicante. Doctora en medicina y escritora. Especialista en hipnosis clínica y en trastornos del sueño

Leo en una conocida revista científica que en breve plazo y a partir de los estudios e investigaciones que se están llevando a cabo resultará posible predecir la duración de la vida en los humanos, algo que me parece nada conveniente. Y es que, así como los ordenadores se programan con datos ejecutables, el cerebro humano también se alimenta con la información que recibe y queda preparado para su realización o desempeño.

¿Cuántos años viviremos?

Creo que un conocimiento predeterminado acerca de cuantos años vas a vivir y, ya puestos, de cuáles serán tus enfermedades, estudios, aficiones, amores, hijos, logros y fracasos, no me parece una atractiva propuesta. Me viene a la memoria una de mis películas favoritas: ‘El curioso caso de Benjamín Button’, del genial director estadounidense David Fincher, donde desarrolla una reflexión conmovedora sobre el paso del tiempo y plantea una profunda meditación sobre la vida y la muerte.

Desarrollo, crecimiento y mejora

Desarrollo, crecimiento y mejora

Y es que la ciencia y sus avances y descubrimientos deben contribuir al desarrollo, crecimiento y mejora de las sociedades y naciones, mediante un adecuado manejo de las herramientas tecnológicas. Indiscutiblemente, en la actualidad, muchas personas viven más y de forma más sana gracias a los avances médicos pero sin embargo, la ciencia también tiene límites con cuestiones, preguntas o misterios todavía desconocidos. A ello habremos de añadir otras limitaciones en las que el método científico resulta inadecuado por razones éticas o de dignidad.

De modo que, me quedo con la idea de lo extraordinarios que resultan los avances médicos y científicos; también de que la confluencia de los genes con el entorno y nuestros hábitos, influyen en la estimación de los años de vida, a lo que habremos de añadir que, en el mundo existe el azar pero también axiomas que determinan las relaciones de causa efecto.

En definitiva, no sabemos cuanto vamos a vivir, pero si podemos proponernos hacerlo con consciencia e intensidad, sintiendo cada instante como una elección personal y libre, y con toda nuestra atención en cada momento, para vivirlo y contemplarlo como algo mágico, y con la ilusión de vivir con libertad y salud

Así, que, disfruta de la vida, y de cada instante.

Como en la canción de Serrat, entona que hoy puede ser un gran día.

Y con toda tu atención, no dejes que se te escape.

Y estando muy atento y despierto, atrapa el momento.

Me gustaría recomendarte también mi libro la medicina emocional
ver La medicina emocional en myLIBRETO

 

Compartir este artículo

Comparte el artículo

¿Nos ayudas? Compartiendo este artículo nos ayudarás a darle más visibilidad. Comentarlo también nos permite mejorar cada día. ¡Muchas gracias!