El cáncer de mama es el más frecuente en la mujer, de igual manera que el cáncer de colon lo es en el hombre. De ahí, las campañas de Diagnóstico de Detección Precoz (Screening o cribado) que se vienen realizando desde los años 80 en nuestro país y que han conseguido que el 95% de las mujeres entre los 50 y los 70 años acudan cada dos años a realizarse una mamografía de control.

Screening para el diagnóstico

Lo que se persigue con este screening es que el diagnóstico del cáncer de mama sea lo más temprano posible (“cogerlo a tiempo”) para que el tratamiento a realizar sea lo más liviano posible (no quitar la mama entera por ejemplo, y operar por el pezón para apenas dejar cicatriz).

Y los resultados son más que buenos: actualmente se cura el 90% de los cánceres de mama, y una de las causas de que este porcentaje se acerque cada vez al 100% es dicha campaña de Diagnóstico de Diagnóstico Precoz.

¿Pero qué ocurre con las mujeres menores de 50 años? ¿No se les realizan pruebas para detectar el cáncer de mama de una manera precoz? No a todas, sólo se realizan en aquéllas mujeres con antecedentes personales de riesgo o con familiares que hayan padecido la enfermedad o similar (léase más adelante).

Pero sí existe una manera de llevar un seguimiento de la mama en cada una de las mujeres: la autoexploración. Se debe acudir a un especialista para aprender la manera en que una debe palparse las mamas, y una vez aprendida deberá realizarse 2-3 veces al año. De esta manera, en el momento en que aparezca un “bultito” o “algo” que antes no estaba el especialista determinará la realización de alguna prueba para descartar que se trata de algo maligno. Existen dos tipos de prevenciones.

Prevención primaria del cáncer de mama

La primaria, antes de que aparezca el cáncer: evitar las radiaciones solares, no tomar grasas, evitar el alcohol y el tabaco, hacer ejercicio físico al menos 30 min 3 veces en semana, no tener sobrepeso. Estas recomendaciones son para cualquier tipo de cáncer, y también para el de mama.

Diagnóstico precoz del cáncer de mama

La secundaria, lo que se conoce como diagnostico precoz: exploraciones anuales por parte de un especialista. Mamografía anual a partir de los 50 años si no se tienen familiares con cáncer de mama antes de los 60 años ni ninguna patología mamaria.

Ecografía anual a partir de los 40 si se tienen 1 o 2 familiares con cáncer de mama antes de los 60 años o alguna enfermedad mamaria ( a veces también se hace mamografía).

Resonancia magnética anual a partir de los 30 cuando se tienen 3 o más familiares con cáncer de mama a cualquier edad, o un cáncer de mama en un varón de la familia, o un caso de cáncer de mama bilateral antes de los 40 años en un miembro de la familia, o un caso de cáncer de ovario y mama a la vez en el mismo familiar.

En estos casos es probable tener un cáncer de mama hereditario y entonces es necesario hacer un estudio genético para descartarlo.

Derechos de foto © Monkey Business/Fotolia

fortalecer suelo pelvico - KegelSmart Publicidad

Otros artículos: 

Share This

Comparte el artículo

¿Nos ayudas? Compartiendo este artículo nos ayudarás a darle más visibilidad. Comentarlo también nos permite mejorar cada día. ¡Muchas gracias!