Seleccionar página

Los beneficios de la quiropráctica son muchos, pero cuando estás embarazada son espectaculares. La postura depende de cómo funciona nuestro sistema nervioso, es decir de la información que nuestro cerebro manda a nuestro cuerpo para funcionar.

Durante el embarazo, la columna vertebral debe ir adaptándose a los cambios, posturales y hormonales, a los que se ve sometida debido al crecimiento del bebé, y esto crea desalineaciones estructurales y más cambios alrededor de los músculos y ligamentos de sostén.

La técnica Webster

El Dr. Larry Webster, fundador de la Asociación Internacional de Pediatría quiropráctica descubrió que, si establecía un correcto funcionamiento de la pelvis, se restablecía la restricción biomecánica ayudando a las futuras mamás a tener un embarazo sin dolor de espalda, sin neuralgia ciática, más fácil y rápido.

La subluxación del sacro puede contribuir a un parto difícil para la madre (distocia). La distocia está causada por una función insuficiente del útero, o de la contracción de la pelvis, o por la incorrecta presentación del bebé. La corrección de la subluxación sacra tiene un efecto positivo en estas causas, pues su buen funcionamiento depende de cómo funciona nuestro sistema nervioso.

En lo que respecta a las mujeres embarazadas, el Dr. Webster efectuó numerosos estudios que concluían que, cuando los bebés estaban en posición de nalgas, la restauración de la neuro- biomecánica de la pelvis mediante ajustes quiroprácticos frecuentes, facilitaba el posicionamiento óptimo del bebé. Puesto que la interferencia de los nervios uterinos (plexo de Frankenhauser), la desalineación de la pelvis y el endurecimiento y la torsión de los músculos pélvicos específicos y los ligamentos tensos, resultan en una incomodidad uterina para el bebé, impidiendo que el bebé asuma la mejor posición para un nacimiento rápido y eficaz.

Por lo tanto, el ajuste específico del sacro, así como potenciar el resto del sistema nervioso para su óptima función, nos ayudará a detectar y aliviar los desequilibrios y optimizar la neuro-biomecánica de la pelvis en la madre y facilitar un parto rápido y feliz.

¿Por qué debería tener cuidado quiropráctico durante el embarazo?

quiropractica en mujeres embarazadas y bebes

Los quiroprácticos que hemos sido entrenados para ajustar a las mujeres embarazadas y a sus bebés, utilizamos camillas específicas para ellas. Así mismo, contamos con técnicas específicas que evitan la presión innecesaria sobre el abdomen y para los ajustes de sus bebés.

Durante el embarazo, hay varios cambios fisiológicos y endocrinos que se producen en la preparación de crear el ambiente adecuado para que el bebé se desarrolle bien. Si la pelvis está desalineada, puede verse reducida la cantidad de espacio disponible para el bebé. Esta restricción intrauterina no sólo afecta al espacio en sí, sino al desarrollo del propio sistema nervioso del bebé, pues el movimiento es lo que crea las conexiones en sus neuronas.

Los cambios que pueden resultar de una columna vertebral desalineada son entre otros:

  • Protuberancia del abdomen y aumento de la curva de la espalda
  • Cambios pélvicos
  • Cambios articulares y posturales

Esto puede afectar la capacidad de la madre para tener un parto natural, no invasivo, las posiciones de nalgas o posteriores, dando lugar a intervenciones como la cesárea.

Beneficios del cuidado quiropráctico durante el embarazo

El restablecimiento del equilibrio pélvico y de la función del sistema nervioso para que la mujer pueda afrontar el esfuerzo de dar a luz y del post- parto, son una de las muchas razones por las que visitar a un quiropráctico durante el embarazo.

El sistema nervioso es el sistema de comunicación “maestro” de todos los sistemas del cuerpo, incluyendo el sistema reproductivo.

Mantener la columna alineada ayuda a todo el cuerpo funcione de manera más eficaz.
Los beneficios potenciales de la atención quiropráctica durante el embarazo incluyen:

  • El mantenimiento de un embarazo saludable
  • Controlar los síntomas de las náuseas
  • La reducción del tiempo de trabajo de parto
  • Aliviar la presión postural por el nuevo peso del bebé en la columna vertebral.
  • La prevención de un posible parto por cesárea reduciendo el estrés uterino y de los ligamentos de apoyo.
  • Reducir las presentaciones de nalgas. Aproximadamente en 4% de todos los embarazos terminan en una presentación de nalgas.

Si todavía no estás familiarizado con todo lo que los quiroprácticos pueden hacer por ti, tu salud y la de tu familia, busca un licenciado cerca de tu zona y todos estaremos encantados de explicarte los beneficios de cuidar tu salud de un modo natural, sostenible y sin estrés.

¡Tu salud y la de tu familia se lo merece!

 

Compartir este artículo

Comparte el artículo

¿Nos ayudas? Compartiendo este artículo nos ayudarás a darle más visibilidad. Comentarlo también nos permite mejorar cada día. ¡Muchas gracias!