Son muchas las razones por las que el aumento de pecho se muestra como una de las intervenciones estéticas que más se lleva a cabo en nuestro país. Normalmente, las razones están relacionadas con la estética, siendo el embarazo, la lactancia y las grandes pérdidas de peso algunos de los principales motivos por los que una mujer decide someterse a esta cirugía. 

Aunque es cierto que las técnicas que se utilizan a día de hoy para el aumento de pecho han avanzado mucho y cada vez las operaciones resultan menos agresivas, siempre que se va a pasar por quirófano entraña una serie de riesgos. 

¿En qué consiste un postoperatorio de aumento de pecho? 

El postoperatorio de una cirugía de pecho, puede variar según el tipo de procedimiento realizado y las necesidades específicas de cada paciente. Sin embargo, hay algunos aspectos comunes que suelen estar presentes en el proceso de recuperación. Es fundamental e indispensable seguir al pie de la letra las recomendaciones de los profesionales a fin de minimizar riesgos y conseguir los mejores resultados posibles dentro de lo que está al alcance de la persona operada. En rasgos generales, las recomendaciones son:

  • Descanso y cuidado del área: Después de la cirugía, es importante descansar lo suficiente y seguir las instrucciones del cirujano sobre cómo cuidar el área operada. Esto puede incluir evitar levantar objetos pesados, mantener los vendajes limpios y secos, y usar un sostén de compresión si se recomienda.
  • Control del dolor y la inflamación: En algunos casos es normal experimentar dolor e hinchazón después de la cirugía. Siempre recomendamos la aplicación de la terapia de frío que mantiene la zona operada a 15ºC, evitando el dolor y disminuyendo la inflamación. El médico puede recetar medicamentos para controlar el dolor y reducir la inflamación. Es importante seguir las indicaciones del médico en cuanto a la dosificación y el momento de tomar los medicamentos.
  • Reposo y limitaciones de actividad: Durante las primeras semanas después de la cirugía, es probable que se requiera limitar ciertas actividades físicas, como levantar objetos pesados, hacer ejercicio vigoroso y actividades que impliquen movimientos bruscos de los brazos y el torso. Esto ayuda a facilitar la cicatrización y reducir el riesgo de complicaciones.
  • Seguimiento médico: Es fundamental asistir a todas las citas de seguimiento programadas con el cirujano para evaluar la recuperación y asegurarse de que todo esté progresando según lo previsto. Durante estas visitas, el médico puede realizar ajustes en los vendajes, revisar la cicatrización y brindar recomendaciones adicionales para la recuperación.
  • Cuidado de las cicatrices: Después de la cirugía, es importante cuidar las cicatrices para promover una buena curación y minimizar la apariencia de las mismas. Esto puede incluir mantener las incisiones limpias y secas, aplicar cremas o pomadas recomendadas por el médico y proteger las cicatrices del sol.
  • Apoyo emocional: La cirugía de senos puede tener un impacto emocional en algunas personas. Es importante contar con el apoyo de amigos, familiares o un profesional de la salud mental si es necesario para hacer frente a cualquier ansiedad, preocupación o cambios en la imagen corporal que puedan surgir durante el proceso de recuperación.


¿Por qué es importante seguir las recomendaciones postoperatorias?

Es fundamental cumplir con todas las indicaciones dadas por el equipo médico después de la cirugía de aumento de pecho para minimizar los riesgos y conseguir un postoperatorio exitoso.

El seguimiento de las pautas postoperatorias contribuirá a una adecuada cicatrización, reduciendo la posibilidad de infecciones y otros problemas.

Las recomendaciones que hemos visto anteriormente y otras más específicas que señalarán los profesionales después de la operación se han de seguir a rajatabla. Pero en caso de notar algún síntoma o molestia inusual es fundamental ponerse en contacto con el equipo médico para poder abordar cualquier complicación en el momento oportuno y poder poner el tratamiento que más se adecue a lo que se necesita en ese instante.

Lo más importante es que te sientas en confianza con los profesionales y la clínica para que puedas comentarles tus necesidades e inquietudes en cualquier momento. Así como contar con una asistencia integral desde que se hace la primera consulta hasta que el paciente esté completamente recuperado.

Además, se ha de tener revisiones periódicas según la recomendación del cirujano para tener un control de las prótesis de forma constante. Esto es un punto a tener en cuenta para que estés tranquila, sabiendo que puedes contar con ellos después de la intervención.

Pin It on Pinterest

Share This