El dolor de espalda es una de las dolencias más frecuentes en nuestra sociedad. En España, el dolor de espalda representa la mitad de las bajas laborales registradas.

Es una de las dolencias más comunes y afecta a ocho de cada 10 personas en algún momento de sus vidas. Aunque en algunas ocasiones el dolor de espalda remite por si sólo, la asistencia médica será necesaria en el 80% de los casos.

Dentro del dolor de espalda hay que diferenciar entre dolor de espalda agudo, se describe como un dolor muy intenso o sordo, que normalmente se siente en la parte inferior de la espalda.

Este dolor puede ser intermitente, aunque lo más frecuente es que sea constante y sólo varíe la intensidad y dolor de espalda crónico.

Se suele describir como intenso, sordo o ardiente en una zona de la espalda y piernas (dolor radicular), ocasionando entumecimiento,ardor o sensación de hormigueo en las piernas.

Puede resultar incapacitante, se recomienda consultar con un médico especialista (neurocirujano) para valorar opciones de tratamiento.

Causas del dolor de espalda

El dolor de espalda puede tener muchas causas:

  • Problemas relacionados con la mecánica de la espalda
  • Lesiones causadas por esguinces, fracturas tras un accidente o caída.
  • En relación a otras enfermedades (artritis, fibromialgia) o condiciones (embarazo)
  • Pueden ser, también, causa de dolor de espalda las infecciones, tumores o estrés.

Comúnmente se cree que ante un episodio de dolor de espalda es necesario descansar y evitar la actividad física durante un largo período.

Contrariamente a esta suposición el descanso en cama no es recomendable. Se recomienda, básicamente, disminuir la actividad física y evitar levantar, cargar o empujar, objetos pesados.

Prevenir el dolor de espalda

Foto © olly/Fotolia – Foto de portada © ataly/Fotolia

Para dormir se recomienda acostarse en posición fetal con una almohada entre las piernas.

Para dormir de espalda es aconsejable durante los primeros días colocar una almohada o una toalla enrollada bajo las rodillas para aliviar la presión y después ir reiniciando gradualmente las actividades de rutina.

En el caso que no hayan indicios de una causa seria para el dolor de espalda, como pérdida de control de la vejiga o intestinos, debilidad, pérdida de peso, fiebre, es necesario acudir a un médico sin demora

Dolor de espalda – Factores que incrementan la posibilidad de sufrirlo

Cualquier persona puede sufrir dolor de espalda, pero hay algunos factores que incrementan la posibilidad de sufrirlo:

  • Envejecer
  • No tener una buena condición física. El sedentarismo y la poca actividad de ejercicio físico es una característica común entre quienes sufren dolor de espalda.
  • Sobrepeso. El aumento de peso puede provocar que la espalda realice un sobre esfuerzo y acabe causando dolor.
  • Factores genéticos.
  • Padecer otras enfermedades.
  • Determinados trabajos que requieran realizar sobre esfuerzo al levantar, empujar, etc cargas o también por mala higiene postural en trabajos más sedentarios (oficina)

Prevenir el dolor de espalda

¿Es posible prevenir el dolor de espalda? Algunas de las fórmulas para prevenir o evitar lesiones en la espalda son:

  • Hacer ejercicio para fortalecer los músculos de la espalda.
  • Mantener un peso adecuado y perder peso en caso de sobrepeso.
  • Mejorar nuestra postura. Mantener la espalda recta

Evitar levantar objetos pesados siempre que sea posible, y en caso de tener que levantar peso hacerlo mediante flexión de rodilla (posición de cuclillas).

 

Dr. Bartolomé Fiol Busquets
Hola soy el Dr. Bartolomé Fiol – neurocirujano especializado en cirugía cerebral y de columna. Tengo consulta propia donde puedo atenderte con cita previa. Realizo mi actividad quirúrgica en algunos de los mejores hospitales de Barcelona. Consulta mi perfil pulsando sobre mi nombre para conocer más acerca de mí.
Share This

¿Nos ayudas? Compartiendo este artículo nos ayudarás a darle más visibilidad. Comentarlo también nos permite mejorar cada día. ¡Muchas gracias!