Seleccionar página
Hernia Discal Cervical y Lumbar: Síntomas y Tratamiento para el Dolor

Doctor Bartolomé Fiol Busquets
Neurocirujano en Barcelona

Jefe de Servicio de Neurocirugía en Neurocirugía Barcelona, Hospital CIMA de Barcelona y en el Hospital Universitario Dexeus de Barcelona. Staff servicio Neurocirugía Hospital General de Catalunya, Sant Cugat del Vallés.

¿Qué es una hernia discal? Diferencias entre lumbar y cervical

Las vértebras de la columna están separadas por discos que amortiguan la columna vertebral y dejan espacio entre ellas permitiéndonos una movilidad harmónica.

El disco intervertebral está compuesto por el núcleo pulposo del disco, cuya función es permitir y servir de apoyo al movimiento de la columna. El componente externo, llamado Anillo fibroso es el encargado de contener el núcleo. Cuando esta cobertura exterior se fisura, el núcleo sobresale y provoca la hernia discal. Este fragmento herniado ejerce una presión contra el saco dural o contra las raíces emergentes provocando dolor lumbar o dolor en las piernas (dolor ciático).

Una hernia discal puede ser cervical si se encuentra en las vértebras superiores, o lumbar si se encuentra en las vértebras inferiores. Tienden a ser más frecuentes en la parte inferior de la espalda por ser la zona que soporta más peso y la que realiza mayor fuerza durante el día. Son más frecuentes en los hombres de mediana edad y de edad avanzada

Causas de las hernias discales

Las causas principales que provocan estas fisuras son el envejecimiento, la carga sostenida de la columna, debilidad muscular, sedentarismo y enfermedades genéticas.

A medida que envejecemos, los discos se deshidratan y pierden flexibilidad y elasticidad. Las estructuras adyacentes de la columna como los ligamentos, se vuelven vulnerables y frágiles debido al aumento de carga generada por el desgaste discal. Este proceso de degeneración conllevará a la herniación del disco.

Otros factores de riesgo pueden incluir: levantar objetos pesados, tener sobrepeso, mantener la misma posición durante horas, una vida sedentaria y hábitos tóxicos tales como el tabaco.

Síntomas graves de dolor en la columna vertebral

Los síntomas principales que describen una afectación de este tipo son:

  • Dolor lumbar (zona baja de la espalda) o dolor cervical (zona alta de la espalda) producido por la contractura muscular generada en la zona afectada.
  • Dolor irradiado, conocido como ciática, se trata de un dolor punzante que se extiende por las extremidades. en el caso de la hernia discal lumbar en la zona glútea, puede extenderse desde la pierna hasta los dedos del pie, y en la hernia discal cervical desde el brazo pudiendo llegar a los dedos de las manos.
  • Mielopatía: afectación de la médula espinal debido a su compresión por una hernia discal cervical o dorsal. Puede ser presentada por una pérdida de movilidad y de sensibilidad de características transitorias o permanentes.
  • Entumecimiento, pérdida de sensibilidad y/u hormigueo en la zona del dolor irradiado.
  • Debilidad en la movilidad de las extremidades afectadas.
  • Síntomas urinarios, con pérdida de sensibilidad en la zona genital o perineal. Puede ir asociado a la dificultad para el vaciamiento o retención urinaria.

Colchón Express la mejor opción para comprar tu colchon online Publicidad

¿Qué hacer cuando nos duele la hernia?

Algunas causas frecuentes que pueden empeorar los síntomas y provocar más dolor son:

  • Permanecer en posición estática durante un tiempo prolongado, por ejemplo durante la noche.
  • Estornudar, toser o reír
  • Flexionar la espalda o caminar de forma prolongada

Algunas formas para aliviar el dolor de la hernia discal:

  • Cambios de postura a intervalos de 10-20 minutos.
  • Mantener una musculatura fuerte con ejercicios de mantenimiento.
  • Mantener una vida sana y un peso equilibrado

 

Tipos de diagnósticos diferenciales de hernia discal lumbar

En el caso de sufrir alguna de estas molestias se recomienda acudir a un médico especialista en neurocirugía, para una exploración y correcto diagnóstico. El médico examinará la columna vertebral para comprobar la flexibilidad, el rango de movimiento y otras señales que sugieran que una hernia de disco está afectando a las raíces nerviosas o a la médula espinal.

Las pruebas diagnósticas que se realizan habitualmente son:

  • Resonancia Magnética cervical o lumbar: muestra la localización exacta de la hernia discal y la compresión que ésta ejerce en las estructuras adyacentes.
  • Radiografía de columna: sirve para descartar otras causas del dolor lumbar o cervical
  • TC cervical/ Lumbar: útil para valorar los componentes óseos asociados a la zona afectada. Se realiza como prueba complementaria a la resonancia magnética.
  • Electromiograma: se realiza para determinar la raíz y el grado de afectación producido.

Jeunesse global Publicidad

Tratamiento para curar hernias discales lumbares o cervicales

En el caso de padecer una hernia de disco hay diversas opciones de tratamiento que van desde el cuidado conservador con medicación, ejercicio y/o fisioterapia,; cirugía de descompresión, para agrandar el espacio del canal espinal con el propósito de aliviar la compresión de la médula espinal y evitar los síntomas como hormigueo o debilidad en las extremidades; sustitución de disco artificial, para mantener el movimiento y la flexibilidad de la columna vertebral o la cirugía de fusión espinal, este procedimiento fusiona dos o más vértebras adyacentes con el objetivo de estabilizar la columna vertebral y aliviar el dolor.

  • Tratamiento conservador:
    • Tratamiento analgésico y relajantes musculares para aliviar los síntomas agudos e iniciales.
    • Tratamiento rehabilitador y ejercicios de mantenimiento de la espalda.
  • Cirugía de descompresión: descompresión para aliviar la presión de la raíz nerviosa o de la médula espinal y evitar los síntomas como hormigueo o debilidad en las extremidades. Este procedimiento se realiza mediante una técnica microquirúrgica, realizando la eliminación del fragmento extruido y el núcleo pulposo. Por lo general es un procedimiento que precisa de 24-48h de hospitalización y la mayoría de los pacientes presentan una recuperación completa en 3 semanas -1 mes.
  • Sustitución de disco artificial: este procedimiento se indica cuando la hernia discal se asocia a dolor crónico lumbar y una discapacidad lumbar debido a una degeneración importante discal. Con una sustitución de disco se consigue mantener el movimiento y la flexibilidad de la columna vertebral.
  • Cirugía defusión espinal: este procedimiento fusiona dos o más vértebras adyacentes con el objetivo de estabilizar la columna vertebral y aliviar el dolor. Procedimiento que se indica cuando hay una inestabilidad o un exceso de movilidad que propicia la degeneración discal y el dolor lumbar.

Foto © Von Schonertagen/Fotolia

Share This

Comparte el artículo

¿Nos ayudas? Compartiendo este artículo nos ayudarás a darle más visibilidad. Comentarlo también nos permite mejorar cada día. ¡Muchas gracias!