La blefaroplastia es la cirugía de los párpados, es una intervención en la que se trata de rejuvenecer y mejorar la región periocular.

La zona de alrededor de los ojos es muy compleja, ya que está formada por muchas estructuras que evolucionan de distinta manera con el paso del tiempo.

En primer lugar nos encontramos con la piel. Con el paso del tiempo, la piel de los párpados pierde elasticidad y empieza a caer.

  • En los párpados superiores, el fenómeno es muy llamativo porque aparece un excedente cutáneo, un sobrante, que cuelga por encima del párpado y puede llegar a impedir o dificultar la visión.
  • En los párpados inferiores, el efecto es menos notable, aunque también puede ocurrir, produciendo un aspecto cansado o triste sin corresponder con el estado anímico de la persona.
Blefaroplastia, operación de párpados
Doctora María Del Río Escribano - cirugía plástica y estética en Madrid

Doctora María Del Río Escribano, especialista en cirugía plástica y estética en Madrid. Instituto de Cirugía Plástica “Dra. Del Río” y Hospital Sagrat Cor (Barcelona)

 Estructuras y funciones de la región periocular 

Otra de las estructuras que nos encontramos en la región periocular son las bolsas de grasa. Pero, ¿qué son estas bolsas? ¿De qué están formadas?

Los ojos propiamente dichos están rodeados de varias estructuras muy bien definidas, que podríamos llamar bolsas, rellenas de grasa y que cumplen las funciones de:

  • Protección de los globos oculares.
  • Amortiguación: evitando daños con los traumatismos
  • Y mantenimiento de su posición en la órbita.

 De estas bolsas de grasa, las que más nos interesan en cuestión estética son las más superficiales, las que se pueden ver o palpar, tanto en el párpado superior, como en el inferior.

Anatómicamente, todos tenemos:

  • Tres bolsas de grasa en el párpado inferior: interna, media y lateral. En determinadas personas, pueden diferenciarse claramente, pero en la mayoría esto no es posible y se observa como una bolsa única.
  • Y dos en el párpado superior: nasal o interna y media. La bolsa de grasa interna suele estar muy bien delimitada y con el paso del tiempo tiende a hacerse más y más visible.

La cirugía de los párpados

La intervención por la que se elimina el exceso de piel y de estas bolsas de grasa se denomina blefaroplastia, y debe realizarse por profesionales especialistas en este campo, ya que se busca un resultado natural. No es necesario extirpar gran cantidad de piel ni de grasa.

No se trata de extirpar la bolsa de grasa al completo, ni mucho menos, sino de eliminar el exceso que se ha acumulado con el tiempo y que los sistemas de retención ya no son capaces de mantener en su lugar.

En cuanto a la piel, el objetivo no es retirar mucha piel, ya que se corre el riesgo de sufrir el antiestético “ojo redondo” u “ojo de pez”, sino de realizar la resección de la piel sobrante y poder así conseguir un buen resultado.

La intervención se realiza de manera ambulatoria, ya que no hace falta ingreso. La duración aproximada es de una hora u hora y media y se puede realizar bajo anestesia local y sedación o con anestesia general.

Después, el paciente deberá mantener unas gasas con suero frío en la zona operada durante 24-48 h y guardar reposo visual. No es una cirugía dolorosa, por lo que no requerirá muchos calmantes, únicamente se administrarán unas gotas en los ojos para evitar infecciones y una pomada para la noche.

Resultados de la blefaroplastia

La blefaroplastia es una de las cirugías estéticas más agradecidas, ya que los resultados son visibles en poco tiempo y, si se realiza por manos expertas, puede incluso pasar desapercibido para el entorno, produciéndose un rejuvenecimiento muy natural y el efecto “buena cara”.

La clave del éxito es la NATURALIDAD. Sería como volver atrás en el tiempo, valorar al paciente en conjunto, explorando con cuidado los efectos que ha tenido la edad en la zona de alrededor de los ojos y buscar la solución a cada uno de ellos. Se trata de reparar, no de cambiar la mirada de la persona, el objetivo es corregir ese paso del tiempo, no de modificar la expresión de la cara.

Share This

Comparte el artículo

¿Nos ayudas? Compartiendo este artículo nos ayudarás a darle más visibilidad. Comentarlo también nos permite mejorar cada día. ¡Muchas gracias!