Seleccionar página

El sueño es una necesidad fisiológica, a la cual el ser humano dedica aproximadamente un tercio de su vida. Frente a lo que muchos podrían pensar no es un periodo de inactividad si no que es un estado activo diferente a la vigilia, en el que ocurren multitud de procesos fisiológicos necesarios para mantener un equilibrio físico y psíquico. Por todo ello es fundamental asegurar el correcto descanso nocturno y poder diagnosticar y tratar posibles fallos en el mismo.

Hablaremos en este artículo de los trastornos respiratorios del sueño, los cuales son muy frecuentes en la población general con importante repercusión en la calidad de vida e incluso en una mayor tasa de mortalidad.

Doctor Iván Domenèch, especialista en Otorrinolaringología en Barcelona. Unidad Funcional de Otorrinolaringologia y Alergia del Institut Universitari Quirón Dexeus, Integrada en AMiQ, Agrupació Mèdica i Quirúrgica.

Nos centraremos en los 2 trastornos respiratorios más comunes y que todos conocemos como son el ronquido y la apnea del sueño, en como distinguir sus síntomas precozmente, de las herramientas diagnósticas de las que disponemos y los diferentes tratamientos que podemos aplicar para impedir las graves complicaciones de los pacientes que no realizan tratamiento o este no es  adecuado.

Ronquidos

El ronquido es el ruido respiratorio que aparece durante el sueño como consecuencia de la vibración generada en los tejidos faríngeos al respirar. Se estima que entre el 60-75% de la población adulta y el 10-15% de la población infantil presentan ronquidos frecuentemente.

A menudo es tomado como motivo de risa entre familiares y amigos del que lo sufre, sin embargo no está exento de molestias para el paciente (sequedad de garganta, mucosidad espesa, despertares frecuentes…) e incluso puede ser la primera pista de una patología subyacente como es la aparición de apneas respiratorias durante el sueño.

Síndrome de apneas obstructivas del sueño (SAOS)

El síndrome de apneas obstructivas del sueño o SAOS es el trastorno respiratorio del sueño más frecuente y consiste en la presencia de pausas repetidas en la respiración  mayores de 10sg con más de 5 pausas por cada hora de sueño.

En España, el SAOS afecta al 3-6% de la población general adulta con mayor predominio en varones y al 2% de los niños con edades entre los 2 y 6 años. Es una enfermedad en continuo avance en estos  tiempos por su asociación con la obesidad y el sedentarismo y sin tratamiento adecuado provoca la aparición de los siguientes síntomas:

Sintomas de la apnea obstructiva del sueño

  1. Somnolencia excesiva durante el día, que puede llegar a causar fatiga crónica.
  2. Trastornos cardiovasculares: hipertensión arterial, hipertensión pulmonar, arritmias, angina de pecho, infarto de miocardio o infarto cerebral (ictus).
  3. Trastornos psicológicos e intelectuales: dificultad de atención-concentración, depresión nerviosa y disminución de la libido. También son frecuentes continuos cambios en el estado de ánimo, ansiedad, dolor de cabeza (sobre todo por la mañana) e irritabilidad.
  4. Mayor tasa de accidentes laborales y de tráfico.

Concluyendo todo ello, como ya hemos mencionado en una menor calidad de vida y una mayor mortalidad.

El SAOS, como dijimos presenta pausas respiratorias durante el sueño, estas pausas respiratorias mayores de 10sg, reciben el nombre según el porcentaje de cese de la respiración de apneas (>90% cese flujo respiratorio) o hipoapneas (entre 30-90% cese flujo respiratorio) y según su número a lo largo de la noche nos permite clasificar al paciente en 3 grupos.

  • SAOS Leve: entre 5 y 15 apneas o hipoapneas por cada hora de sueño.
  • SAOS Moderado: entre 16 y 30 apneas o hipoapneas por cada hora de sueño.
  • SAOS Severo: superior a 30 apneas o hipoapneas por cada hora de sueño.

Para el diagnóstico de estos pacientes en nuestra Unidad Funcional de Otorrinolaringología y Alergia del Hospital Universitari Dexeus) realizamos una valoración completa del paciente a través de una historia clínica exhaustiva donde detectamos factores asociados (sobrepeso, tabaco, alcohol, ejercicio físico, estrés, fármacos sedantes…), realizamos una exploración física multinivel (fosas nasales, amígdalas, lengua, mandíbula, etc) para determinar causas posibles de obstrucción, y estudios del sueño nocturno mediante poligrafía respiratoria o polisomnografía nocturna que nos permite detectar la existencia de apneas y establecer su número y grado de severidad.

Tratamiento del Síndrome de apneas obstructivas del sueño (SAOS)

En cuanto al tratamiento del SAOS, en primer lugar a todos los pacientes debemos recomendar una serie de medidas higiénico dietéticas como son la pérdida de peso, evitar dormir boca arriba, evitar el consumo de alcohol y tabaco nocturno, establecer una rutina de sueño durmiendo al menos 7-8h/día… Posteriormente indicamos diferentes terapias:

De ellas, el método más eficaz y conocido continua siendo la CPAP (Continuous Positive Airway Pressure), esto es la adaptación de un dispositivo por la noche al paciente que a través de una mascarilla nasal o nasobucal introduce aire a presión al paciente impidiendo el colapso de su vía respiratoria y disminuyendo considerablemente las apneas.

Sin embargo en pacientes jóvenes o aquellos que no consiguen adaptarse a este dispositivo de CPAP, se pueden buscar alternativas mediante dispositivos de avance mandibular (DAM) y/o tratamientos quirúrgicos.

En todos estos pacientes que no se tratan mediante CPAP, en nuestra de trastornos respiratorios del sueño indicamos la realización de una videosomnoendoscopia de sueño inducido bajo sedación (DISE o Drug-Induced Sleep Apnea) que nos permite afinar con mayor precisión y fiabilidad la zona de colapso respiratorio en tiempo real mientras el paciente ronca o hace apneas durante el sueño.

Tras esta prueba podemos plantear al paciente un DAM o un tratamiento quirúrgico más específico para cada paciente como la realización de nuevos procedimientos como la Faringoplastia de reposición con sutura barbada (BRP) que muestra resultados muy eficaces en la reducción del número de apneas en estos pacientes. Derechos de foto © BVDC/Fotolia

Share This

Comparte el artículo

¿Nos ayudas? Compartiendo este artículo nos ayudarás a darle más visibilidad. Comentarlo también nos permite mejorar cada día. ¡Muchas gracias!